Acorde Principal Acorde Principal

Quisiera abrir lentamente mis venas; mi sangre toda verterla a tus pies, para poderte demostrar que más no puedo amar y entonces, morir después. Y sin embargo tus ojos azules, ¡azul que tienen el cielo y el mar! viven cerrados para mí sin ver que estoy aquí, perdido en mi soledad. ¡Sombras, nada más, acariciando mis manos! ¡Sombras, nada más, en el temblor de mi voz! Pude ser feliz y estoy en vida muriendo y entre lágrimas viviendo el pasaje más horrendo de este drama sin final. ¡Sombras, nada más, entre tu vida y mi vida. Sombras, nada más, entre tu amor y mi amor!

Acorde Principal Acorde Principal

Cada día que amanece yo quiero verte con tu sonrisa de niña y tu mirada transparente; ya que Dios me ha concedido el orgullo de tenerte quiero decirte hija mía que estaré contigo siempre. Yo no sé cómo explicarte con palabras lo que siento pero aparte de adorarte yo te admiro y te respeto, el mejor padre yo tengo y a Dios gracias doy por eso. Quisiera seguir tus pasos porque tú eres mi ejemplo.