De carambola encontré una hormiga Haya ya ya ya ya ya ya yai, por curiosear le seguí los pasos, Haya ya ya ya ya ya ya yai, Ay que ejemplo que ejemplazo, a veces nos da la vida, trabajo, constancia, disciplina y dedicación y aprendí de las hormigas que en la fuerza está la unión. Si es que llega a Miraflores la gaita de las hormigas, no es para echar lavativa, es para rendir honores como logra salir viva, la hormiga de Miraflores. Hey presidente…Depende de lo que diga buscando la moraleja de esta gaita reflexiva deduje que las hormigas no se matan entre ellas, en cambio aquí en Venezuela hasta mi sombra peligra, por amor a dios chico, ese es tu hermano. Respétale la vida.