El besaor

Tumblr

INTRO:

   


 

                                             

Por la esquina de Peligro, vive un hombre que llaman besaor,   

                                         

porque sabe robarle a las mujeres con un beso todo su candor.   


 

                                        

Cuando pasa por la plaza las muchachas se sonrojan de rubor,   

                                   

y voltean disimuladamente para no mirar de frente al besaor.


 

ESTRIBILLO:

                           

     Pero qué ocultas muchacha sinvergüenza,

                           

dime que ocultas por qué tanto temor,

                                           

es que acaso tú también te has entregado a los brazos de ese besaor.     


 

                           

Pero qué ocultas muchacha sinvergüenza,

                           

dime que ocultas por qué tanto temor,

                                           

es que acaso tú también te has entregado a los brazos de ese besaor.


 

   


 

                                              

Según dicen sus amigos, ha besado a la esposa \'e Don Lorenzo,  

                                           

a Ritica y a Mayra Josefina, y a la misma profesora del colegio.  


 

                                                 

Ha besado a la hija \'e Don Humberto, a la novia del sute Pedro Elías,  

                                      

a Mercedes y a Carmen Teresa y según los comentarios a una tía.


 

ESTRIBILLO:

                           

     Pero qué ocultas muchacha sinvergüenza...


 

   


 

                                                

Se comentan los vecinos, de un casorio que hubo en la parroquia,  

                                                      

y después de haber salido de la iglesia, el fulano besaor raptó a la novia.  


 

                                      

A las doce de la noche, regresó sonriendo la recién casada,  

                                            

y el marido al verla tan contenta, dando gritos a la novia preguntaba:


 

ESTRIBILLO:

                           

     Pero qué ocultas muchacha sinvergüenza,

                           

dime que ocultas por qué tanto temor,

                                           

es que acaso tú también te has entregado a los brazos de ese besaor.     


 

                           

Pero qué ocultas muchacha sinvergüenza,

                           

dime que ocultas por qué tanto temor,

                                           

es que acaso tú también te has entregado a los brazos de ese besaor.


 

   



Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com
Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *