El caballo de oro

Tumblr
  Aprende este ritmo en

INTRO:

   


 

                                                  

Ayer me dijo un fulano, Cuánto cuesta su caballo con toditos los aperos?

                         

Le dije inmediatam ente, discúlpeme caballero,

                                            

mi caballo no está en venta, lárguese de estos linderos.


 

                                                         

Insistió aquel individuo yo estoy dispuesto a comprárselo no se pare por dinero,

                                 

le respondí   más enfático, mujer, caballo y sombrero

                                        

para mí no tienen precio cuando hay cariño sincero.


 

                               

          Cuando uno tiene orgullo se aprieta tanto a lo suyo

                                                   

que no es fácil convencerlo, a vender un sentimiento puro limpio y

                                    

verdadero, ni la suma más cuantiosa ni el más poderoso imperio

                                      

podrán comprar ilusiones pero nunca un amor serio.


 

                                

          Mi caballo es un tesoro que usted ni con todo el oro

                                                    

que hay en el mundo entero, podrá sacar de mi atajo mi zaino pasitrotero,

                           

déjelo quieto caraj o, pastando en sus comederos,

                                                      

que se muera de lo anciano pero nunca, nunca, nunca de sillonero.


 

INTERLUDIO:

   


 

                   

La vida es un libro abierto, donde se aprende de todo

                            

de lo malo y de lo bueno, el tribunal   donde un día,

                                                  

todos compareceremos a purgar una por una las culpas que cometemos.


 

                

Yo soy un buen ciudadano, no ando fastidiando a nadie

                       

ni codiciando lo ajeno, tengo una vida tranquila,

                                                              

me la gasto más o menos, pero cuando me molestan ronco más duro que un trueno.


 

                                      

          Las prendas que yo me pongo las quiero igual que a mi vida

                

las respeto y las venero, mi cobija mi chinchorro

                         

mis botas y mi sombrero, su valor incalculabl  e

                                                         

va más allá del dinero, algo como inalcanzable pa' cualquier faramallero.


 

                               

          Yo tengo un caballo de oro que para mí es un tesoro,

                                                          

tiene en la frente un lucero, las cuatro patas blanquitas mi zaino pasitrotero,

                           

déjelo quieto caraj o, pastando en sus comederos,

                                                      

que se muera de lo anciano pero nunca, nunca, nunca de sillonero.


 

   


 


 



Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com
Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *