La catira

Tumblr
  Aprende este ritmo en

INTRO:

   

   


 

                

Ah, ah,   ah,   ah,   ah,   ah,           Ah, la la la


 

                          

Catirita Marmoleña, ojos de culebra brava   

                                  

ojos de culebra brava, dale un besito a este negro

                   

que por ti larga la baba.  


 

                              

Que por ti larga la baba, catirita Maria Laya,

                                 

negrita Juana Montero,          negrita Juana Montero,

                                   

que tienes más nombramientos que Corocito Varguero.  


 

                              

Que Corocito Varguero, y catira de ojos azules

                               

y su linda cabellera,          y su linda cabellera,

                         

y la boca colorada si yo besarla pudiera.  


 

                               

Si yo besarla pudiera, yo no quiero más catiras,

                                   

voy a buscá una morena,          voy a buscá una morena,

                                   

y a los montes más oscuros me voy a vivír con ella.  


 

INTERLUDIO:

   

   


 

                

Ah, ah,   ah,   ah,   ah,   ah,           Ah, la la la


 

                                 

Cuatro noviecitas tengo, la ley manda una docena,  

                                    

la ley manda una docena, tres blancas y tres catiras,

                     

tres negras y tres morenas.  


 

                                    

Tres negras y tres morenas, de catiras no me digan

                                 

yo tuve cuatro docenas,         yo tuve cuatro docenas,

                                

y de las cuarenta y ocho ninguna me salió buena.  


 

                                

Ninguna me salió buena y un hombre puede tener

                                   

hasta cincuenta mujeres,         hasta cincuenta mujeres

                                  

que si se le muere una le quedan cuarenta y nueve.  


 

                                   

Le quedan cuarenta y nueve, el que tenga su catira

                                

téngala muy escondía,          téngala muy escondía,

                                 

porque zamuro con hambre come de noche y de día.


 

   


 


 



Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com
Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *