Solo en la manga

Tumblr

INTRO:

   


 

                      

Escúchen una historia de un coleador certero

                  

Un hombre parrandero con un buen corazón

                   

que ama a su deporte y quiere a su caballo

                                 

pues corre por sus venas la esencia del folklore.


 

                  

El siempre ha recorrido mangas de Venezuela

                       

Llevando sus espuelas, demostrando valor;

                  

un día en una manga sin pensarlo siquiera

                           

Se presentó Cupido con la flecha del amor.


 

                   

Era una dama tan bonita que estaba en la

                           

talanquera, cruzaron miradas      le dijo suerte y te

                       

deseo que te ganes el trofeo.. Dedícamelo..!  


 

                                 

Y a partir de aquel momento él multiplicó su esfuerzo

                                

con la furia de una fiera pa\' que el toro le cayera,

                      

su sorpresa fue cuando el toro rodó,

                            

Ella le puso una cinta y le dijo amor...

                               

Por lo que hiciste para mí eres el mejor.


 

INTERLUDIO:

   


 

                                

Y aquella tarde el sol brillaba y todo era alegría

                      

Y pareciera que ese día la suerte estaba a su favor,

                              

En su caballo se confiaba, no había toro que corriera

                                    

Estaba allí en las talanqueras el motivo del valor.


 

                             

Era una hembra tan hermosa que parecía de mentira,

                                   

que }lo llevó a arriesgar la vida y al final quedar campeón.

                                  

Pero en la entrega del trofeo dijo no está yo no la veo,

                          

Fue cuando entonces a su amigo preguntó:


 

                          

Y la muchacha tan bonita que me puso aquella cinta...

               

Se ha ido... La buscaré incansablemente porque

                       

aunque no este presente la admiro...


 

                       

Y todos se retiraban mientras él la imaginaba

                        

Sentada en la talanquera ah malaya quien pudiera,

                

Detener el tiempo con un reloj.

                             

Para encontrar la mujer que lo flechó

                            

Y aquella noche el coleador se quedó

                              

Allí en la manga hasta que le amaneció

                              

Fue lamentable porque nunca más la vió

        

Quiero decirles que ese coleador... soy yo!

   



Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com
Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *