Yo soy lo que soy, no soy lo que ves, yo soy mi futuro y soy mi ayer. Y hoy tan sólo soy este amanecer, y los ojos que te vieron nacer. Soy tan simple que casi ni me ves, yo soy lo que soy, no soy lo que ves.
No soy cuna de oro, ni simple moisés; soy el desamparo del corazón, de aquel que pelea y no tiene voz.