Viejo Laurel Sabanero

Tumblr
  Aprende este ritmo en

INTRO:

   


 

                                             

Tiempo que   no te miraba, que no te miraba viejo laurel sabanero,

                                          

hoy los nidos de tus ramas con el invierno se pudrieron en el suelo

                                  

y el turpial que te cantaba te dijo adiós con su vuelo.


 

                                                

Triste se ve   la sabana, hay la sabana, llora en silencio el estero

                                             

se queja el palmar sombrío y desde el monte los sollozos del riachuelo

                            

suenan como notas tristes que taladran mi cerebro.


 

                                         

 Volo la garza morena, una Gaviota y un gallito lagunero,

                                            

se secó el campanillal, se marchitó el espinero y las flores

                         

del boral con el Sol ya se murieron.  


 

                                               

El tiempo paso silente pero inclemente te dio su golpe certero

                                                          

que poquito y lentamente tu ramazón te la hirieron dejando tu tronco seco,

           

solo mudo y lastimero.  


 

                                        

Pudriéndote mi laurel entre las manos del Sol y los aguaceros

                                        

ahora quien me dará sombra quien será mi compañero, quien guardará

                   

mi nostalgia viejo laurel sabanero.


 

INTERLUDIO:

   


 

                                                    

Adiós laurel viejo amigo, será hasta siempre, no te diré que hasta luego

                                            

ya que no pienso volver   porque es probable que me maten los recuerdos,

                                 

de los ratos que contigo compartí cuando pequeño.


 

                                         

Todo parece mentira, una mentira todavía creo que es un sueño

                                                 

pero es la verdad mas grande y lamentable porque no tiene remedio,

                            

todo lo que nace muere, nada en la vida es eterno.


 

                                                     

Por el resto de mis días, voy a extrañarte porque olvidarte no puedo

                                                        

te siento como un hermano, como un hermano te quiero como quiero a mi caballo,

                    

mi silla, soga y sombrero.  


 

                                            

Como adoro a mi sabana y a la mañana, que me anima y da consuelo

                                            

como el viento da a la palma, como el toro al paradero,

                                      

como el Sol a la alborada y el nubarrón a los truenos.  


 

                                               

Y este pasaje a tu nombre, laurel amigo, quedará en el llano entero,

                                                              

para que nunca se borre la imagen de tu sendero y el viento lo riegue en verso

              

por los caminos llaneros.  


 


 



Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com
Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *