Justo Brito y Juan Tabares

Tumblr
  Aprende este ritmo en

INTRO:

   


 

     

Tray, laylalay    


 

                 

Justo Brito y Juan Tabares,   

                             

hombres de vera y peinilla,    como no pare otra madre,  

                              

por una vieja rencilla la muerte juraron darse

                                

dicen que el primer encuentro,    lo tuvieron en un baile.  

                             

Cuando iba Justo Brito con Paulina Colmenares,

                                     

bailando un zumba que zumba,     de esos que entibian la carne,  

                            

dame una paloma Justo, dame una paloma vale...

                            

gritóle desde un escaño     el temible Juan Tabares;  

                                     

pero justo en los espasmos que da la fiebre del baile,

                                   

contestóle con la espalda,     sorda expresión del desaire,  

                                  

ten en cuenta Justo Brito, te lo juro por mi madre

                                       

que el desprecio que me haz hecho,     nunca me la ha hecho nadie    

                                   

yo te enseñar carrizo, como se ofende un Tabares.


 

INTERLUDIO:

   

   

   


 

     

Tray, laylalay    


 

                           

Pasaron muchos veranos,     desde la fiesta del baile  

                                       

pero el rencor en los hombres es difícil que se acabe,

                              

y en un claro de sabana     que dora el Sol de la tarde,  

                                    

se encontraron de repente Justo Brito y Juan Tabares

                                    

se miraron frente a frente,     les tembló el rencor la carne  

                                  

no se cruzaron palabras, la ira era inquebrantable;

                         

las peinillas azarientas,     casi cortaban el aire  

                                     

dura y larga fue la brega y al morir de aquella tarde,

                                  

ambos estaban de bruces,     sobre un gran charco de sangre,  

                                     

mañana dir¡ el que llegue al propio sitio del lance,

                     

fue por una palomita,     de Paulina Colmenares    

                                   

que aquí se dieron la muerte, Justo Brito y Juan Tabares,

                                  

dos hombres de pelo en pecho como no pare otra madre.


 

   



Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com
Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *