De Machiques a Detroit

Tumblr

Después de obtener la aprobación de Don Arquímedes, los dos jóvenes me sacaron de ahí, recogieron las pocas piezas que aún quedaban tiradas en los potreros y me llevaron a un taller mecánico en Maracaibo.

El taller pertenecía a un hombre alto y delgado, a quien llamaban "El Maestrico" por su inigualable habilidad para arreglar todo desperfecto mecánico. El Maestrico era muy amigo de Joaquín y Mingo, y esperaba con ansias la llegada del carro que iba a recorrer las Américas. Incluso le avisó a un grupo de amigos, quienes se juntaron a esperarme.

Cuando ví a toda esa gente, me sentí importante por primera vez en mi vida, aunque pasé una gran vergüenza. No me había dado cuenta de que, sobre mi motor se había pegado lo que en Machiques llaman "cacure" que no es más que un nido de abejas. Todo mi público tuvo que salir corriendo cuando me movieron para bajarme y se alborotaron los insectos, incluso alguien dijo "¿Y ustedes piensan viajar a Estados Unidos en una caja de abejas?"

Ese fue el día que comenzaron a llamarme "Fotingo" (así les decían a los viejos Ford). Ese día también volví a convertirme nuevamente en lo que era, un automóvil, y conocí al tercer integrante del viaje, Régulo Díaz. Un hombre mayor que los otros dos, bastante más moreno y, por lo visto, muy culto.

Cuando se corrió la voz de lo que íbamos a hacer, la gente decidió apoyarnos, o gran parte de ella. En el Teatro Baralt, el más importante de la ciudad, proyectaron películas para recabar dinero y muchos enviaron contribución y piezas de varias partes del occidente venezolano.

Entre esas piezas originales y otras creadas por el maestrico y mis futuros tripulantes, quedé convertido en un cacharro muy bonito. Incluso Régulo me dibujó, en un costado, un mapa con el recorrido y escribió "luchamos por la construcción de la gran carretera Interamericana". Del otro lado escribió, en letras grandes JIRA MACHIQUES - DETROIT.

Cuando estuve listo, el 27 de enero de 1947, nos hicieron una impresionante despedida frente a la catedral de Machiques. Las caras de la gente eran alegres y tristes a la vez, parecían estarse despidiendo para siempre de nosotros. Yo estaba asustado, no lo niego. No estaba seguro de poder hacer lo que estos tres jóvenes aseguraban que haría. Pero aún así, la idea me entusiasmaba mucho.

Nueve meses y cuatro días más tarde, mis cuatro ruedas desiguales estaban sobre mi ciudad natal, aunque ya bastante cansadas para alegrarse por eso.

Me tocó pasar por una guerra interna en Colombia. Allí conocí a un señor llamado Jorge Eliécer Gaitán, que parecía ser muy importante. Salvé familias de ríos crecidos en Costa Rica, donde estuvimos a punto de morir varias veces.

Conocí a un político exiliado en Nicaragua. Fui recibido con asombro y cariño en Honduras, El Salvador y Guatemala. Pasé un tiempo largo en México, buscando a un tal Cantinflas para hacer una película.

Finalmente, exhausto y feliz, llegué a Estados Unidos y me paseé por sus carreteras. Qué suavidad, qué tranquilidad, qué aburrimiento!!!

Después de tanta aventura, y 20 años de ausencia, yo no pertenecía a estas tierras, hasta el invierno me afectaba terriblemente. Y creo que Régulo, Joaquín y Mingo se dieron cuenta. Al poco tiempo, me subieron a un barco de regreso a Venezuela.

En mi país nos recibieron con una gran fiesta. En el Puerto de La Guaira hubo cantos y bailes, y desfilé con los carros más modernos. Salí en todos los periódicos. "Por primera vez en la historia, un automóvil atraviesa Sur, Centro y Norteamérica. Tres venezolanos a bordo de un Fotingo abren tierras vírgenes, recorren pantanos, montañas, volcanes y suelos desérticos, para dejar en alto el nombre de nuestro país.

¡Enhorabuena Mingo, Joaquín y Régulo!"

Héctor Romero

Para averigüar el periplo completo, visitar la página: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-42073641

INTRO:

   

                                      

Márquez, de chispa y de vuelo, el "Mingo" de Perijá

                       

soñó viajar más allá  del bolivariano suelo.

                              

Su amigo Joaquín sabía que trochas perijaneras

                        

abrirían la carretera de esa América bravía.


 

ESTRIBILLO:

                       

 De  Machiques a Detroit por la selva  tropical    

                             

 de  la América Central en aquel carro "fotingo"

                            

Régulo, Joaquín y Mingo, abrieron ruta inmortal.(Bis)


 

   

                                 

Aquél carro viejo y pobre, "Maestrico" lo armó

                                

y el pueblo  colaboró  dando de a  locha y de a cobre.

                             

Venite Régulo Díaz pa' que lleve al Rocinante

                          

tres Quijotes del volante en su loca travesía.


 

ESTRIBILLO:

                       

 De  Machiques a Detroit por la selva  tropical    

                             

 de  la América Central en aquel carro "fotingo"

                            

Régulo, Joaquín y Mingo, abrieron ruta inmortal.(Bis)


 

   

                                

Nueve meses peregrinos a motor, hacha y machete

                                   

y parió  el cuarenta y siete para la historia un camino.

                                 

Vitoriados por Gaitán, Cantinflas y Pedro Infante,

                               

gente humilde y gobernantes asombrados por su afán.


 

ESTRIBILLO:

                       

 De  Machiques a Detroit por la selva  tropical    

                             

 de  la América Central en aquel carro "fotingo"

                            

Régulo, Joaquín y Mingo, abrieron ruta inmortal.(Bis)


 

   

                                   

Del reidismo es un tesoro que el honor de Perijá

                                  

grabará  en la triple "A" sus nombres en letras de oro.

                                

Eran tres héroes zulianos, sin dinero ni poder

                        

pero tenían en su haber: corazón bolivariano.


 

ESTRIBILLO:

                       

 De  Machiques a Detroit por la selva  tropical    

                             

 de  la América Central en aquel carro "fotingo"

                            

Régulo, Joaquín y Mingo, abrieron ruta inmortal.(Bis)


 

VIDEO DE LA CANCIÓN EN VIVO


 

VERSIÓN DE LOS CAÑONEROS CON HELY ORSINI:


 



Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com
Tumblr

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *