Guayabo de mes y pico

Tumblr

   


 

                                    

Tengo como mes y pico luchando con esta espina

                                   

que me clavó esa mujer posterior a su partida

                         

no quisiera recordarla ni un momento camarita

                 

porque en verdad me lastima.


 

                                           

Y aunque trato de olvidarla tomando entre las cantinas

                                    

el dolor sigue igualito y en forma consecutiva

                         

me hiere  profundamente, profundamente caramba

             

que la moral me derriba.  


 

                                                 

Antier me dio zarataco, me fui pa'el bar de las esquina

                                   

Y de pura caña blanca me tomé  cuatro pimpinas

                                           

después regresé a la casa, que cosa tan negativa

                                          

vivir entre esos recuerdos que me ahogan y me dominan

                      

y que me ponen loquito como con una fatiga.  


 

                                              

También me pasó una cosa que usted no se la imagina

                                                  

Tenia el cuatro en el chinchorro rascao me  le acosté arriba

                                              

Lo espaturré y al momento se me entristeció la rima

                                         

Se callaron los bordones, se enmudecieron las primas

                          

figúrense  como ando que ya no valgo un bolívar.


 

   


 

                                  

Cosa que me da guayabo es llegar a la cocina,

                                  

no puedo colar café  tampoco hacer la comida,

                               

porque lloran las perolas, los calderos, los pocillos,

            

los platos y cucharillas.


 

                                                  

Estas son las circunstancias en que uno el hombre se obstina

                                   

se secaron las maticas, me robaron la cochina,

                            

y unos pollitos que habían más o menos volantones

               

se alzaron con la gallina.  


 

                                         

Y al ver que ya no regresa mi pobre alma se termina

                                                   

porque su ausencia es la llama que el corazón me calcina

                                      

como será que la ropa me la robo una vecina

                               

me queda una camisita parece de gabardina

                          

y un pantaloncito negro rullido por la pretina.  


 

                                          

Esta mañana angustiado fui y me plante en la avenida

                                                  

se puso un carro a pitarme, yo creo que era una sifrina,

                                                

yo como andaba obstinado, voltié y le grite enseguida

                                 

afínquele la chancleta y me pasa por encima

                                     

que ahorita  en estos momentos me esta estorbando la vida.


 

   


 

VIDEO DE LA CANCIÓN



Ver más canciones y acordes en www.micuatro.com
Tumblr

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *