Acorde Principal Acorde Principal

Para probar mis amigos una vez me hice el limpio como yo tenía pensao de la noche a la mañana, mudé pa’ tierras lejanas las bestias y el ganao y los carros nuevesitos que tenía recién compraos. Tractores y motosierras, fuera e’ borda y motobomba se los entregué a un cuñao solo me quedó en el patio peretos y cachivaches y un burro negro ensillao y una bicicleta vieja con el manubrio quebrao. Me vestí y me fui pal pueblo y hablé con un abogao, le dije guarde el secreto y le pagué adelantao, sáqueme por el periódico que yo y que estoy demandao, que hasta los reales del banco me los tienes embargao. Le di rial a mi señora y la mandé pa otro lao y en esa misma semana hablé con el encargao, riegue por los vecindarios, por caseríos y poblaos, que el dueño
de Mata e’ Mono quedó limpio y arruinao.

Acorde Principal Acorde Principal

En el morral del olvido, mujer bonita pienso guardar los retazos de aquel amor tan bonito que se convirtió en fracaso, caramba mujer bonita se nos convirtió en fracaso. Fue una relación hermosa, radiante
y color de rosa como para echarse un lazo pero el día menos pensado, la mató un encontronazo, ahí le di valor al dicho: cada día tiene un ocaso. Una mañana soleada en la que yo regresaba con la vergüenza entre un saco, a ofrecerte mis disculpas y a perdonar tu mal paso, encontré un cuadro desierto que me dejó estupefacto. Se estremeció mi sentido y en mi pecho adolorido sentí como un centellazo y anímicamente hablando casi que no me levanto, que buena broma Dios mio, dame valor padre santo.

Acorde Principal Acorde Principal

Joropo alegre y realengo dámele rienda a mi verso para que agarre el camino y así cantarle al coleo, nuestro deporte aguerrido y a una gran
caballeriza, propiedad de un gran amigo. Compadre Rougned Odor, su cuadra y los tipos ranch y sus grandiosos equinos con
peonasos de primera, galante y muy agresivos, que no se les cuaja el pulso en momentos decisivos. La historia empieza hace tiempo comprando en aquel momento dos potrancos relancinos: Isabelita y Prospecto, dos fundadores genuinos que gracias a Mario Santos, se hicieron competitivos. Compadre Juancho allí creció el interés y compraron de una vez a un animal consentido yegua castaña y bonita con mucha clase y estilo. La Tipa dieron por nombre y Buenaza su apellido.

Acorde Principal Acorde Principal

Yo vengo de aquella tierra donde el sol brilla distinto, donde la sabana es verde y el camino parejito, donde en la mañana se oyen conciertos de pajaritos, y el joropo con la gaita son los ritmos favoritos. Mi tierra es la obra perfecta que formó mi Dios bendito, de gente amable y sencilla y a las pruebas me remito, tierra de mujeres bellas como muy pocas he visto, es que por donde las busquen cumplen con los requisitos. La tierra del pabellón, cachapa y cochino frito, la arepa, la carne en vara y el sancocho de curito, por eso vine a decirles que esta comprobao y escrito, que mi patria Venezuela es el país mas bonito.

Acorde Principal Acorde Principal

Le cuentas a tus amigas que soy malo y traicionero, eso lo haces por despecho tu sabes que no te quiero; si piensas que por tu amor yo voy a seguir sufriendo, creo que te saldrá al contrario lo que te estás suponiendo. Ya yo te quité mi amor, oye mujer que lo tenías prisionero ahora lo tengo libre y si yo quiero a otra mujer se lo entrego; yo te quise con el alma, ¡Ay! con el alma eso a nadie se lo niego, todo quedó en el olvido, en el olvido ni siquiera te recuerdo.

Acorde Principal Acorde Principal

Un atardecer llanero le pone al paisaje un toque que hace más lindo el sendero pa’ que la vista lo enfoque. Cruza un atajo el estero seguido por su padrote grita un carrao lastimero, los guires van en cambote, la chiricoca en el caño le da un concierto al mogote y un toro allá en el rebaño deja escuchar su gañote.

Acorde Principal Acorde Principal

Y así no se va a poder que buena vaina cuñao yo que no ando de parranda y el arpa que me ha llamao, tampoco ando en bebedera pero me huele a anisao y eso es como que a una avispa la torien con el melao, si hay estos dos ingredientes por ahí nos vamos pegaos. Ajílese pajarillo que tengo el frasco agarrao. y los versos en la mente como un cañón taponiao; yo necesito soltarlos si no me muero estrallao. Arrímense los presentes, que baile el que no ha bailao y aquel que quiera escucharme ponga el oído afinao, pa’ que escuche unos hachazos del Guerrero emparrandao, hachazos del llano criollo que me formó arrequintao.

Acorde Principal Acorde Principal

Tal vez mañana me olvides, o tal vez te olvide yo, el tiempo es quien lo decide, no se te olvide y el tiempo es obra de Dios. Tal vez fuimos dos extraños que la vida nos unió Y al desechar desengaños el amor proliferó y al correr de los años nuestro jardín floreció trayéndonos un buen baño de dicha para los dos.

Acorde Principal Acorde Principal

Llanura nunca te olvido por ti respiro mi llano grande y precioso
Ahí me crié desde pequeño poniendo empeño para crecer laborioso. Trabajando en esos fundos desde muchacho chavalo iniciándome de chofo. Echándole agua a los bichos y acompañando a mi madre pelando ñame y topocho. Así crecí hasta que un día, en semana santa que estaba jugando trompo. Mi padre me pegó un grito: «Jiipaa Volcán», venga a jinetea este potro. Asustao finque el estribo y en lo que le abrí los trapos llevaba jipato el rostro. Y antes de llegar al monte me dio tremenda batia en un terreno topioso. Cuando senti un chaparrazo casi inconsciente ahí mismo me zampo el otro, me dijo vuelva a montarse que usted no es hijo de un pataruco piroco. Hoy soy un amansador y conocen en la zona el caballo que yo trocho, serenito por la rienda, mansito y paso trotero como lo hacemos muy pocos.

Acorde Principal Acorde Principal

Llanero no es todo el mundo para que a mi me convenzan lo tienen que demontrar, tienen que montar primero una mula achirrea que pase un día corcoveando y no se deje tumbar. Alfredo Lira o que se le meta un toro con el sombrero en la mano y lo comience a torea. Y a fuerzas de sombrerazos se tenga que amadrina porque asi es como el llanero demuestra su facultad. Llanero el indio Minguera que montar un potro en vela le daba una talonea. Si el potro no corcoveaba le echaba una chaparrea y antes del tercer sillazo ya lo tenia que enlaza. Llanero es Luciano Sánchez que cruza de parte a parte el llano y su inmensidad.